Consejos para desarrollar tu inteligencia

02/20/2019





¿Cuántas veces no hemos deseado ser más inteligentes? Algunas veces, creemos que para serlo es necesario invertir en recursos o  que nos costará un gran trabajo, aquí les dejamos estos consejos, que además de entretenerte y relajarte ayudan a estimular tus neuronas para obtener mejores resultados.


Haz ejercicio diario.

Todos sabemos que es bueno para la salud, pero ¿sabías que hacer ejercicio regularmente te hace más inteligente? El ejercicio hace que liberes una proteína relacionada con beneficios cognitivos como la memoria a largo plazo.


Nota: puedes hacer desde yoga hasta correr.


Aprende un idioma… ¡o varios!

Aprender una lengua no solo nos es útil para viajar o comunicarnos. Sino que atrasa el envejecimiento del cerebro y tiene efectos positivos sobre la cognición.


Nota: las personas bilingües son mejores en la gestión de tareas y resolución de rompecabezas ¡pongamos a trabajar un poquito más a nuestro cerebro!


Hagamos de la lectura un hábito

Leer, mejora nuestro vocabulario y ortografía. Sin embargo cualquier lectura mantiene nuestra mente activa.

Por ejemplo, si leemos sobre cómo cocinar un pastel, nuestro cerebro desencadenará las mismas conexiones neuronales como si en realidad estuviéramos cocinándolo.


La música es vida y ¡aprendizaje!

Aprender a tocar un instrumento mejora nuestras habilidades cognitivas y rendimiento académico.


Nota: aprender a tocarlo desde temprana edad mejora la fluidez verbal y la velocidad de nuestro procesamiento mental.


Empieza a divertirte más con… ¡videojuegos!

Algunos videojuegos o jugarlos tienen mala reputación, pero hay algunos que realmente ejercitan tu cerebro. Treinta minutos de juego al día pueden ayudar a aumentar la materia gris en el cerebro que ayuda a procesar y almacenar la información.


Nota: evita sesiones largos de juego.


Sigamos estos consejos y desarrollaremos nuestra inteligencia.  

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/274166




La equidad nos compete a todos

02/13/2019
Memo Asiain





“El tiempo es ahora. Debemos movernos de la retórica, de solo reconocer los problemas a trabajar en conjunto, de comenzar a construir juntos lo que queremos ver y tener”. Esta frase fue expresada por Hillary Clinton en su intervención en pro de la igualdad en acceso a derechos en 1995 en China hace 23 años.

Han pasado veintitrés años y pareciera que hubiera sido comentada ayer. Se han logrado grandes avances que vale la pena reconocer, por ejemplo en México y muchos otros países existe legislación para garantizar la participación política de la mujer. De la misma manera al reconocer estos avances debemos de entender que estamos lejos de lograr igualdad en el acceso a oportunidades.


Un reporte publicado por “Credit Suisse” en el 2016 describió que las empresas que tenían por lo menos una mujer en su consejo directivo tuvieron mejores retornos en sus inversiones comparadas con compañías sin mujeres en su consejo.  Este es uno de los múltiples estudios que han encontrado este tipo de hallazgos. Algunos llegan a afirmar que las compañías en las que el staff directivo alcanza el 15% de mujeres, llegan a ser 50% más rentables que aquellas que únicamente tienen 10% de mujeres entre sus directivos. Pero entonces, si las estadísticas nos dictan algunos de los beneficios de la equidad de género y lo que representan la igualdad en el acceso a oportunidades ¿por qué estamos lejos de obtenerla?


Según un estudio del Huffington post, los hombres en México tienen un sueldo promedio de $353 pesos y las mujeres de $309 pesos, es decir, un 14% más para los hombres. Una diferencia que representa más de 16,000 pesos al año para: colegiaturas, comida, vacaciones, avance profesional. Simplemente una posibilidad más de vivir mejor.  Esto no solo sucede en México; el equipo campeón de la copa mundial femenil (de Estados Unidos) ganó 2 millones de dólares como premio, nada despreciable; más mínimo si es comparado con los 35 millones de dólares que se llevó Alemania por ganar la copa del mundo varonil.


Estas diferencias se han reducido, pero no es suficiente, necesitamos ayuda, porque hoy nos conviene como comunidad, nos conviene como empresas, como padres y madres de familia, mañana les convendrá a nuestros hijos e hijas. Si el día de hoy tuviéramos la oportunidad de reescribir el mensaje 23 años después habremos de decir que:

El tiempo es ahora, es tiempo de pasar de la retórica, donde es inútil reconocer el problema si no lo acompañamos de acciones conjuntas, primero siendo humanos antes de ser hombres o mujeres. El tiempo es ahora, no es importante sino urgente que entendamos que la equidad de género nos ayuda a todos y como tal la equidad de género e igualdad en al acceso a oportunidades es competencia de todos.

 

Fuente @MemoAsiain

#HeForShe




Tips para convertirnos en un trabajador productivo

02/08/2019





¡Todos estamos buscando como agregar valor!


Algunas investigaciones nos sugieren que de una jornada laboral de 8 horas, solo somos productivos durante ¡2 horas 53 minutos!

Para aumentar la productividad al trabajar, NO debemos de cargarnos de trabajo, sino trabajar de manera más inteligente. Es decir, que tenemos que hacernos de hábitos saludables para sentirnos más productivos; debemos tener en claro que trabajar horas extras o saltarse el almuerzo no nos harán una persona más productiva.


Aquí dejamos 10 consejos que te ayudarán a sentirte más productivo en la oficina:

 

        1.  Identifica donde estás pasando tu tiempo.

Antes que nada, para saber cómo ser más productivo, tenemos que saber dónde gastamos nuestro tiempo. Realiza un análisis de tu tiempo por algunas semanas e identifica a tus ladrones de enfoque para dedicar tiempo a las cosas que realmente importan.


2.  No a las multitareas.

Estas distraen más de lo que son útiles, aunque pueden hacernos sentir que estamos haciendo más, probablemente no sea así. Según la American Psychological Association estar cambiando de tareas puede costarnos hasta el 40% de nuestro tiempo productivo; enfoquémonos en una sola tarea y lograremos más.


    3.  BREAK!

    Tomar breves descansos durante la jornada laboral ayudará a lograr más, esto se debe a que tomar un descanso le da a nuestro cerebro el espacio que necesita para        regresar a una tarea con energía y concentración.


    4. Sigue una rutina matutina.

    Mantenerse al día con un ritual matutino ayuda a lograr más a lo largo del día porque comenzaremos con actividades productivas. Hacer ejercicio o meditar antes del     trabajo puede ser una buena idea.


    5. Sé activo durante tu horario laboral.

    Estar sentado todo el día transmite fatiga y pereza. El ejercicio alimenta nuestro cerebro con más oxígeno, lo cual nos proporciona claridad mental. Intenta dar vueltas por     la oficina y no estar en el escritorio durante todo el día.


    6. Apaga las notificaciones de tus redes sociales.

    Facebook, Whatsapp, Instagram son grandes ladrones de enfoque, muchos de nosotros nos la pasamos al pendiente de nuestras redes. Se dice que una persona gasta     alrededor de 7.4 horas  por día en redes sociales, incluyendo el correo electrónico. Apaga tus notificaciones durante tu jornada laboral o cuando tengas que lidiar con        mucha carga de trabajo para sentirte más productivo.


    7. Crea una mentalidad productiva.

    Para ser más productivos, necesitamos creérnosla. Una forma fácil de hacerlo es cambiando la forma en la que hablamos con nosotros mismos. Evitemos sabotearnos y     seamos positivos para terminar nuestras tareas diarias.


    8. Buenos alimentos, más productividad.

    Intenta consumir bocadillos que te proporcionen nutrientes y energía durante tu horario laboral.  Algunos de los alimentos que te aumentan la productividad por el alto     porcentaje en nutrientes son: huevos, arroz integral, plátano, aguacate, salmón, nueces.


    9. ¡Sal de la oficina!

   Algunas veces, todo lo que necesitamos es un cambio. Sal a dar un paseo, cambia tu área laboral, la luz a algo más natural. Según Kimberly Elsbach, profesora de la     Universidad de California ‘’la creatividad y la innovación ocurren cuando las personas cambian su entorno, especialmente cuando se exponen a un entorno similar a la             naturaleza’’.


    10. Medita

    La meditación ayuda a tu mente a enfocarse completamente en el momento presente. Meditar nos ayuda a reducir el estrés y a concentrarnos mejor en las tareas del día     a día.


Recordemos que la diferencia entre una persona productiva y una improductiva es que sabe cuándo alejarse del trabajo y cuidarse a sí mismas. Demos tiempo para energizar y reenfocar para lograr mejor resultados. 



Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/327535