Cómo convivir con personas negativas en tu área de trabajo

01/15/2019




Lidear con personas negativas en nuestro trabajo puede resultar tan agotador que algunas veces optamos con evitarlas o lamentablemente a comportarnos de forma similar.

 

¿Cuántos de nosotros no hemos conocido a una persona que se queja y reniega por todo?

Convivir diariamente con personas negativas consume nuestra paciencia y energía, esto ocasiona que poco a poco se vayan desgastando las relaciones y empezamos a evitarlas.

Gracias a una investigación realizada por el Framingham Heart Study de Framingham, Massachusetts, se ha descubierto que cuando un individuo está expuesta a personas que generan estímulos negativos (por ejemplo: enojo, ira, critica, frustración) se produce en su organismo la misma reacción emocional cuando se está estresado. Esto significa que, entre más toleres  la situación más rápidamente se deteriora tu salud emocional y mental.

Pero, ¡no te preocupes! Puedes estar tranquilo y evitar ese comportamiento con estos consejos:

-Evita discutir-

Un mecanismo inconsciente de cualquier persona negativa es querer discutir ¡TODO EL TIEMPO!, lo peor que puedes hacer es seguirle la ‘’corriente’’. Si eliminas ese estímulo de tu parte, eliminarás ese comportamiento nocivo.


-Mantén tus hábitos positivos-

Mantén a raya tus propios pensamientos y refuerza tus pensamientos constructivos y positivos aunque la persona negativa se esfuerce en llevarte a sus terrenos. 


-No intentes cambiar al otro-

No te quedes anclado en el proceso de querer que la otra persona cambie. Esto no es factible si el otro no está consciente de ello y tampoco quiere recibir ayuda.


-Ponte en sus zapatos-

Sobre todo, cuando hay antecedentes de base para la conducta. Es conveniente colocarse en una postura de comprensión (ojo, no de lástima o amparo a la victimización). La sonrisa es un excelente aliado para empatizar.


-Pon límites-

En muchas ocasiones cuando ya estás harto de la negatividad de la otra persona es necesario establecer con código, puede ser una palabra, un gesto o acción mínima que al otro le ponga el freno. 


-NO a los chantajes emocionales-

Algunos de los mecanismos preferidos de este tipo de personas es buscar generar puntos de disputa si te ven positivo o equilibrado emocionalmente con el fin de expandir su negatividad. ¡EVITALO! No entres a ese juego.


La intención es que todos mejoremos nuestra calidad de vida y seamos capaces de sobrellevar una buena relación.